Categorías
Testimonios

PASTOR CRISTIANO DA SU TESTIMONIO DE VIDA AL RECIBIR LA TERAPIA DE REGENERACIÓN CELULAR A BASE DE INDUCTORES

Un pastor de la Iglesia Cristiana decidido dar su testimonio de vida al recuperar su salud gracias a la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores después de que el pronóstico de su salud era reservado a causa de una infección intrahospitalaria que le quedo luego de una cirugía.

“A mí me detectaron dos hernias inguinales, me dijeron que tenía que operarme y bueno fui al hospital y me operaron, me pusieron unas mallas, pero al salir se me pego del hospital una bacteria llamada pseudomona aeruginosa, a pesar de eso los médicos me decían que siguiera la vida normal, que saliera, manejara, etc. y en las noches estaba muy inflamado. Hasta que otro doctor me reviso y encontró pus con sangre, algo que lo alarmo”.

Ante esta situación comenta el paciente, los médicos no le dieron mucha importancia y le dieron dos opciones, pero ninguna la daba la seguridad de sanarlo.

“Los médicos que dijeron que no era una bacteria peligrosa me dejarían las mallas que me colocaron, pero de lo contrario las retirarían. Después de realizarme los estudios necesarios se dieron cuenta que era una de las bacterias más peligrosas y luego de cuatro horas de cirugía me retiraron las mallas y me sometieron a tratamiento”, comenta.

Después de esto el pastor de la iglesia cristiana cuenta que comenzaron a tratarlo con medicamentos antibióticos de alto espectro para intentar matar la bacteria, pero cuando vieron que aparentemente estaba cediendo lo enviaron a casa puesto que su sistema inmunológico estaba muy desgastado y corría riesgo su vida.

Ya en casa y después de unas semanas de continuar con dolor el paciente narra que regreso al medico y luego de revisarlo en incrustarle una manguera más para drenar el pus que se acumulaba, lo que sumaba tres angueras, vieron que la bacteria seguía dentro, por lo que las noticias no eran buenas.

“Después de otra serie de estudios los médicos se dieron cuenta que la bacteria se había fortalecido con los antibióticos suministrados y que no había nada que hacer, con nada la podían atacar.

La solución que los doctores me dieron fue hacerme otra cirugía para abrir el estómago, meter unas esponjas, sacar un cable con un motor y que esto funcionara como una aspiradora para sacar todo lo acumulado. -Hay una inyección que cuesta noventa mil pesos, no se cuantas necesite y a ver si con eso funciona- me dijeron, pero no me dieron ninguna certeza”, señalo.

El ministro eclesiástico cuenta que gracias a una recomendación fue que supo del doctor Gerardo Martín González López y conoció la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores, lo que cambio el panorama por completo.

“Pase con el doctor Gerardo y me dijo -porque no le dices a los doctores que te den un tiempecito para que se fortalezca tu sistema inmunológico- y así lo hice, fui con los doctores y les pedí esperar. Cuando yo llegué aquí venia con bastón, no podía caminar y poco a poco fue cobrando fuerzas dejando el bastón, algo increíble. Los doctores quedaron impactados del cambio que tenía”.

En este lapso quién cuenta el testimonio señala que se cumplió el tiempo limite para traer las mangueras que drenaban la infección por lo que se las retiraron, pero lejos de suceder lo que los médicos esperaban pues la bacteria seguía dentro, el paciente se repuso y su vida cambio.

“Estando aquí me dieron el seguimiento y, al contrario, me puse fuerte, se me quito lo tembloroso de las piernas empecé a ganar fortaleza a sentirme mejor. Cambio todo, me pidieron una resonancia magnética, me pidieron análisis clínicos y finalmente aquí estoy completamente sano gracias a la Terapia de Regeneración Celular”, subrayó el paciente.

Finalmente, el pastor hizo un llamado a las personas a no dejarse engañar por personas que dicen aplicar la Terapia de Regeneración Celular a Base de Inductores “el doctor Gerardo Martin Gonzalez López es quien esta avalado ante las autoridades, esto es real. No se dejen engañar, esto es algo serio y aquí está la prueba”.

Deja un comentario